martes, 5 de febrero de 2013

Noche mágica



No era una noche cualquiera
de otoño.Era una noche
mágica de danza y sueños.

Era una noche dormida
en el tiempo.Noche tierna
para matar el silencio.

Tu te encontrabas muy viva
mientras yo me sentía muerto,
tu te volabas muy libre
sembrando de luz el viento
y yo, muy cansado de remar,
me ahogaba en el sufrimiento.

¡Cómo recuerdo esa noche,
en mi corazón la tengo!.

Fue una noche luminosa
con estrellas y luceros,
de música prodigiosa
y prodigioso misterio.

Mas la noche trajo al día
y con el día el silencio
y el misterio que flotaba
en el aire, con el día
poco a poco fue muriendo.

Quise acercarme a tu voz,
tras escucharla en tu verso
y rozarla con mis dedos
que se bañaban en sueños.

¡Cómo me arrobaba el eco
de tu palabra.Empero,
aún se me viene riendo
y me acompaña tan dulce
que entre algodones la tengo!

No fue una noche cualquiera,
fue noche de luz y fuego
pues encendiste la antorcha
que apagada entre deshielos
conseguiste que luciera
cuando me dejaste un beso.

*Andros.

1 comentario: